BICARBONATO DE SODIO PARA LA ARRUGAS Y MANCHAS EN EL ROSTRO.

El bicarbonato tiene propiedades anti-inflamatorias y antisépticas que nos pueden ayudar a acabar con los granitos, aunque no debemos excedernos con su uso para no resecar la piel.

Todos sabemos que contar con un rostro radiante es algo idóneo para que nuestra apariencia sea la anhelada. Sin embargo, tenemos claro que someternos a estéticas para lograr lo que deseamos es bastante costoso y sin equivocarme tenemos la solución en nuestro hogar.

Por esta razón cuando sepas la fabulosa mascarilla que te cooperará para acabar con todas las manchas de tu rostro, las arrugas y las ojeras. Estoy segura de que la vas a amar.

Muchos conocemos del bicarbonato por sus extraordinarias cualidades, entre ellas, como antibacteriano y antiséptico, para la cocina, entre otros. No obstante, en este día deseamos darte a conocer o enseñarte lo que puede este estupendo elemento por nuestra piel.

o mejor para tratar el acné y beneficiarnos de la eficacia del bicarbonato de sodio es aplicar este remedio justo donde tengamos los granitos. Si hacemos una mascarilla la piel quedará reseca, así que lo ideal es hacer la mezcla para esos puntos en concreto.

Combate el acné más rebelde

Uno de los acnés más problemáticos es aquel que termina con una gran inflamación, llenándose de pus. En este caso el bicarbonato de sodio para tratar el acné será una muy buena opción.

El riesgo que solemos tener con este tipo de acné es que, al final, puede acabar dejándonos algún tipo de marca en el rostro. Es algo que nos incomoda y que altera la belleza de nuestra piel.

Algo tan sencillo como combinar el bicarbonato de sodio con unas gotitas de limón favorecerá la pronta curación de esa alteración en la piel, haciendo que el granito en sí se seque de forma rápida sin dejarnos marca o señal. Después, no tienes más que aplicarte una crema hidratante.

INGREDIENTES.

1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g).

1 cucharada de agua (10 ml).

Un poco de aceite de coco.

PREPARACIÓN.

Busca un cuenco limpio donde mezclar todos los ingredientes.

Añade el bicarbonato, el agua y el aceite de coco.

Debe quedar una especie de pasta, no demasiado líquida para poder colocarla de forma compacta en el área que deseas tratar.

Aplica esta pasta con ayuda de un disco de algodón.

Haz un pequeño masaje circular para que la piel lo absorba.

Permite que actúe unos 5 minutos y, pasado ese tiempo, retira con agua tibia.

Después, aplícate tu crema hidratante de siempre o un aceite hidratante.

Como has podido descubrir, utilizar el bicarbonato de sodio para tratar el acné es un remedio muy sencillo de llevar a cabo. Esperemos que le des una oportunidad. No te decepcionará.

ADVERTENCIAS PREVIAS.

No es adecuado usar el bicarbonato para la piel de forma frecuente. Puede acabar resecándola.

Si tu piel es más bien sensible, incluye en la mezcla 3 gramos de aloe vera.

Aplicar este remedio justo donde tengamos los granitos. Si hacemos una mascarilla la piel quedará reseca, así que lo ideal es hacer la mezcla para esos puntos en concreto.

No realizaremos este tratamiento más de dos veces por semana.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *